Testimonios

Es una buena idea desde la economía, espacio y ecología.

Queríamos desarrollar las distintas habilidades del juego pero sin “llenarnos” de juguetes. La idea del reemplazo es fantástica, tienen el juguete el tiempo preciso y luego les llega otro, que lo esperan como una novedad. Ahora Juegan mucho más y se ha disminuido el tiempo que están en las pantallas.

Magdalena Agüero (IG: @magdalena_aguero)